Libros de viejo

Los libros.

Leer un libro es vivir una vida más, en ese contexto los libros son la fuente de la eterna juventud. nos dan conocimiento, nos permiten viajar por paisajes increíbles, conocer lugares que creíamos inexistentes. Todos nos cuentan historias, vidas llenas de sentimientos, esas emociones que nos hacen sentir vivos, las alegrías, las tristezas, el coraje, el orgullo, etc., pues cada libro que abrimos y leemos, nos impulsan a cruzar esas dimensiones de imaginación que alimentan el alma y el espíritu. ¿Y los finales?, esos finales que nos dejan un sabor de satisfacción en cada libro que terminamos. Cada lectura, cada libro, se convierte en una parte de un tesoro invaluable, un tesoro digno de heredarse.

Aquí es donde entramos en la reflexión que pone título a esta entrada.

Libros de viejo, libros de gente muerta.librosdeviejo

¿Cuantas veces no hemos entrado a esas Librerías de viejo?  A los que gustamos de leer, a veces nos encontramos cada joya, y nos preguntamos ¿A quién le pertenecerían esos libros? Sin duda, una pregunta difícil de responder, y ya entrados en ese asunto podemos imaginar miles de historias, quizás al anciano que, después de fallecer, dejo esa herencia a quien por su falta de sapiencia y curiosidad, remata los libros, vendiéndolos por lote a un precio ridículo. Por lo que, cada libro tiene una historia, aparte de la historia que viene en su contenido. Como las personas, no todos son celebres, no todos son inmortales, muchos quedan en el olvido, pero sin lugar a dudas, todos cuentan una historia. Los libros son un bien que no cualquiera valora, de tal manera que, literalmente son joyas menospreciadas de quien ostenta, con falso orgullo, la ignorancia. La Colonia Roma y el Centro Histórico, en la Ciudad de México, son los lugares que contienen esas cuevas de imaginación y son el paraíso para investigadores, amantes de la lectura y ¿Porqué no? Para el público en general. En 1524, solo tres años después de la caída de Tenochtitlan, la calle de donceles ya portaba ese nombre, una calle orientada a la cultura, pues en ella se encuentran dependencias relacionadas con la Política, la Educación y la cultura.

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *