Micro relatos 
Por: Ricardo Osnaya

“Diamante” 

Esa noche, como muchas otras, terminando de cenar y de ver un rato la tele, para que nos hiciera digestión un rato la deliciosa cena, mi hija me dijo, ¿me vas a contar un cuento, papa?, si mi amorcito, hoy te contaré la historia de un cazador de tesoros.

¡Genial! Nos dirigimos a su recamara y su madre como siempre se acostó a lado de nuestra pequeña y comenzó a rascarle la oreja con un pasador, ambas se acomodaron y yo hice lo propio.

Papá, pero que no sea de esas historias largas y sin sentido que me cuentas, porfa.

No, esta vez te platicaré algo que si ocurrió, le paso a mi abuelo.

¿Él era el cazador de tesoros?

No, pero su amigo sí, él le platicó esta historia:

Llevaba días caminando subiendo una montaña que representaba un reto de muerte en algunos tramos, pero al final consiguió subir hasta la cima, allí crecía una flor, azul, decían que si seguías el sendero de las flores encontrarías la entrada a una cueva, donde en su interior florecían los diamantes más hermosos jamás vistos por ojo humano, entro a la cueva, una vez adentro escucho un murmullo, era un canto un dulce canto como el de la más hermosa sirena, ¡Estoy loco!, pensó. Pero más adelante vi la silueta de una mujer, en un principio sintió que el miedo empezaba a crecer por todo su cuerpo hasta que se erizó por completo, era un escalofrío indescriptible, pero la voz de la mujer calmó el miedo.

No temas, no te haré daño, sé que vienes por el diamante, le dijo aquella mujer, pero antes debes darme algo a cambio, ¿Qué deseas? Le preguntó la mujer.

Tu alma. Le respondió.

Corrió despavorido, se tropezó varias veces; pero en ninguna ocasión volteo hacia atrás, se detuvo cuando se sintió a salvo.

¿Y qué paso papá? Su amigo se convirtió en un gran empresario, nadie conoce el valor de su fortuna y se volvió un fiel creyente de dios, pues dice que mientras corría, iba pensando que, si salía con vida se la dedicaría a predicar la palabra de dios con toda su fe.

¿Entonces fue una mentira lo del diamante?

Por eso logró su fortuna porque lo vendió a una firma de joyera muy prestigiosa.

#WriMoTiTlánEscribe #NaNoTribuMx

 

Pin It on Pinterest

Share This