Micro relatos
Por: Ricardo Osnaya

“Parrilla”

Cuenta la leyenda que un barón dueño de una enorme propiedad estaba molesto porque el herrero a quién había mandado construir una cerca, falló en los cálculos y le había sobrado una pequeña cantidad de reja, el barón se negó a pagar toda la reja, excusando su argumento porque la reja tenía medidas exactas.
El herrero se llevó la reja sobrante, como ya era tarde, decidió quedarse frente a la mansión y uso el sobrante de la reja para cocer su carne.
El barón levantó la cara detectando aquel penetrante y delicioso olor de aquella carne, bajo corriendo y vio al herrero que comía plácidamente su manjar. El barón reclamó su reja, y el herrero le dijo que ya no la vendía, que si la quería le costaría el doble de todo el costo de la reja.
El barón acepto, sin vacilar. Ambos se sentaron a degustar la deliciosa carne, sabía que ese invento lo haría millonario.

#WriMoTiTlánEscribe
#NaNoTribuMx

Pin It on Pinterest

Share This